MI RINCÓN TRANQUILO (relato)

Llevaba ya un buen rato caminando desde que saliera de casa y, durante la última media hora, no me había cruzado absolutamente con nadie, excepción hecha de un desaliñado y sucio perro callejero que se había quedado observándome durante unos segundos, como si tratara de adivinar las intenciones que podía Leer más…